miércoles, 6 de febrero de 2019

Maps

Maps somos un colectivo de artistas formado por seis fotográf@s y una ilustradora. 7 corazones salvajes... El proyecto nació hace apenas un año, y sigue creciendo y viajando por el mundo. Hemos expuesto en Formentera, Barcelona y estos días y hasta el 10 de febrero podéis ver una muestra de nuestro trabajo en la Galería do Sol, en la rua Duque de Loulé 206, en Porto (Portugal).

Siempre me sorprende ver los dialógos que se crean entre las creaciones de cada uno de los miembros del equipo. Sinergias diversas, constelaciones cambiantes, mapas que se mueven, mágicos cruces de caminos, paralelismos, líneas divergentes, convergentes... infinitos trazos que recorrer y compartir.
Así son nuestros mundos. 

https://www.youtube.com/watch?v=uJYcrtAdSbc


Ilustración Pilar Mena. Fuerza. Detalle

Fotografía Ana Mena. "El corazón de Laurita". Detalle.

Ilustración Pilar Mena. "El tesoro de mitjorn". Detalle.

Fotografía Ana Mena. "Nuu"

Ilustración Pilar Mena. "Maternidad". Detalle.

Póster Maps Formentera 2018.

Fotografía Sabrina Guitart. "El árbol de la Vida".

Fotografía Abel Branco. "Hanumann".

Fotografía Irina Zadek. "Mercedes".

Ilustración Pilar Mena. "Sueño"

Fotografía Laia Rosés. "Sun"

Fotografía Belén Navarro. "Bianca y Lorenzo"



lunes, 4 de febrero de 2019

Semillas

Muchos caminos, muchas semillas sembradas, muchas que han ido germinando, floreciendo, creciendo... Mi último proyecto, Semillas, contiene todo lo que ha ido naciendo y creciendo en los últimos 2+2 años.
Un proyecto que siempre está vivo. Un hermoso viaje por el tiempo de la mano de seres mágicos y maravillosos que me acompañan siempre. Música, alma, corazón

LLAVORS,entonces... ayer. Mañana. HOY.









La vuelta al color

Siento que en cada lugar que visité, fue plantada una semilla que más tarde nacería en la Tierra de una forma u otra. Brasil sembró en mi el amor por una Naturaleza nueva, mucho más exuberante, abundante, llena de flores, árboles frutales, cascadas rugiendo con toda su fuerza, animales raros, colibrís y macacos comiendo de mi mano, libélulas doradas y luciérnagas luminosas... Ver con tus ojos lo nunca visto es un bendito regalo de la Vida, es una boca abierta a cada paso... es el éxtasis del color desbordado. Tras mi paso por Brasil, donde culminé un periodo muy pleno espiritualmente, regresé a mi isla bonita dispuesta a vivir todos los regalos que la vida me trajera sin miedo. La austeridad quedó a un lado, la vida se arremolinaba en cada esquina, mis cabellos crecían a su aire y se enredaban con todas las cosas... quería vivir todos ese amor, las playas, los amaneceres y los atardeceres. Toda esa música y el vibrante color amarillo que entró en mi paleta. Y así llegó la pasión que como las cachoeiras brasileñas te colma, te estalla, te entra sin remedio entre los órganos y los huesos. 
Estos dibujos concebidos en las Raíces de Sudamérica, nacieron en Enero de 2016 tras nueve meses en mis entrañas, Gran parte de esos nueve meses transcurrieron en la Formentera más bonita, loca y soleada, Caminando playas...
Los últimos recorrieron los bosques del sureste de Ibiza, con la diosa Tanit asomando a cada recodo del camino. También las llanuras y las costas de Marruecos, los cantos bereberes y los besos viejos que suenan como un canto antiguo que vuela desde las mezquitas. Amé todos esos lugares y esas vivencias y creo, en lo profundo de mi ser, que por eso nacieron unas hijas tan Bellas y hermosas. Chamanas, solares o lunares, ante todo VIVAS. Sus miradas me sorprenden cada vez que vuelvo a posar mis ojos en los suyos. Siempre nuevas, siempre hablándome.










domingo, 27 de marzo de 2016

De la cueva mágica a Brasil

El 2015 empezó en Formentera, de la mano de mi hermana del alma Irina. Una mujer maravillosa, llena de luz y de amor. Fotógrafa en Formentera, acróbata en Berlin, kundalini yoggi... fuerza y dulzura a partes iguales. Las raices de sudamérica en sus pies y el turquesa del mar pitiuso en sus ojos... La puerta al 2015 me la abrió ella y desde aquí vuelvo a agradecérselo una vez más. Mágia, amor, conexiones que nos elevan y dan sentido a la vida. 
Después de unos dias respirando en mi isla, en Enero de ese año crucé por fin el Atlántico. El rumbo, Salvador de Bahia y la Chapada diamantina. El mar y la voluptuosidad de una ciudad llena del espíritu de África y la Naturaleza espléndida de la tierra del cuarzo y los diamantes. Energía en estado püro... Allí, mis hermanos Cristian, Lázaro, Iara y los animales que cuidé me abrieron sus almas con alimentos deliciosos, espiritualidad bien entendida, música del alma y mucho amor. En mis dos meses brasileiros dibujé mujeres que cada vez más se funden con la Tierra. Sus cabellos se enredan con la VIDA, sus miradas por fin la miran de frente. Mi Itaca fueron Buracao y Raíces, dos cachoeiras en el corazón de la selva que me dieron la clave para un año marcado por la pasión y enraizamiento. Püra Vida.
Ahora si que siempre entenderé esa palabra tan linda que adoré... SAUDADE. Imposible no sentirla cada vez que Brasil vuelve a mi recuerdo. Brasil y ante todo, sus gentes se convirtieron en una nueva casa para mi corazón. OBRIGADA 

















lunes, 7 de marzo de 2016

Azul

Asia el azul
Comienzo

Desde el azul
Final

Enamorado de la mar

Nunca se acaba el cuento

(extraido del libro de poemas Cómplices de la Embriaguez de Kristian Ramone)

En los últimos dos años siento que mi corazón ha realizado el viaje más intenso de su-mi vida... Todo había empezado mucho antes. Cuando un día, mis ojos conocieron la existencia de una pequeña isla del mediterranio donde encontrar un lugar con un faro, un mar turquesa que no entiende de límites y un agujero que lleva a una cueva. Si entras en ella, entrarás en un cuento que nunca se acaba... Como en la historia de amor más bonita del mundo, dentro de esa cavidad el tiempo se detiene. Mirando a África, dejando atrás Asia, detenida en un punto presente indefinido, puedo sentir que hay un lugar donde todo, absolutamente todo, es posible.
Azul, azul, azul.